EL CABELLO

Consejos para todo tipo de cabello:

  • Peinar el cabello antes de lavarlo con un peine o cepillo de puntas redondeadas para estimular la microcirculación y para eliminar enredos y posibles productos capilares existentes es la superficie.
  • No debe utilizarse agua muy caliente para evitar eliminar la grasa rápidamente y un posible efecto rebote de sobreengrasamiento.
  • Utilizar un champú adecuado, no usar jabones o geles de uso corporal.
  • Aplicar el champú sobre las manos para una aplicación más uniforme.
  • Iniciar el enjabonado masajeando el cuero cabelludo con la yema de los dedos desde la nuca a la coronilla, posteriormente desde la zona frontal y las sienes a la coronilla y finalmente el resto de la melena hasta las puntas.
  • Si el champú es de tratamiento hay que dejarlo actuar el tiempo que aconseja el fabricante.
  • Aclarar al final con agua fría comprime las escamas de la cutícula y el pelo queda más suave.
  • Tras lavar, secar con la toalla sin frotar, luego dejar secar al aire libre si es posible. Si usa el secador, deberá estar a mínima potencia y a suficiente distancia del pelo.

El cabello mojado es más quebradizo por lo que debemos evitar acostarnos o recogernos el pelo en esta situación.

Consejos según el tipo de cabello:
Dependiendo del tipo de cabello se deben seguir unas determinadas pautas para cuidarlo. En la siguiente tabla se lo mostramos:

Tipo de cabello Características Pautas para cuidarlo
Secos Poca grasa y humectación.
Cabello fino, quebradizo y de aspecto apagado.
Seco al tacto, aspecto erizado.
Falta de lubricación.
Difícil de peinar.
Abierto en las puntas, se enreda fácilmente.
Lavado cada 2-3 días con champús con sustancias emolientes.
Aplicación de acondicionadores que eliminan cargas electrostáticas y facilitan el peinado.
Aplicación semanal de mascarillas hidratantes, bálsamos y lociones nutritivas y estimulantes de la microcirculación sanguínea.
 
Normales Tonalidad homogénea.
Brillante y suave.
Movimiento natural y libre
3-4 lavados semanales con champú suave.
Aplicación de mascarilla nutritiva semanalmente.
 
Grasos Aspecto untuoso, opaco y apelmazado.
Tiende a ser lacio y sin vida.
Falto de volumen.
Se vuelve grasiento fácilmente tras aplicar el champú.
Lavado en días alternos o cada 2 días con champú que tenga principios astringentes, sebostáticos y antisépticos.
Evitar masajear el cuero cabelludo.
Champú seco en spray permite desengrasar el pelo para espaciar los lavados.
No se deben usar acondicionadores salvo si el pelo es muy largo para facilitar su peinado.