CONSEJOS PRÁCTICOS PARA COMBATIR LAS ALERGIAS

FRENTE A LOS ÁCAROS:
  • Mantener la habitación ventilada.
  • Mantener la humedad por debajo del 50%.
  • Mantener una temperatura no superior a 22ºC.
  • Especial limpieza del dormitorio.
  • La persona alérgica no debe estar presente durante la limpieza.
  • Usar colchones sintéticos.
  • No utilizar lana ni plumas en las sábanas.
  • Utilizar fundas antialérgicas para el colchón y almohadas.
  • Utilizar sábanas y cubrecamas que puedan lavarse a más de 55º: a esa temperatura el ácaro no sobrevive.
  • Sacudir diariamente el colchón, mantas y alfombras.
  • Evitar todo objeto que pueda atrapar el polvo, sobre todo en el dormitorio (moquetas, cortinas, alfombrillas, tapicerías de tela, objetos decorativos en la pared, tapetes, peluches, cuadros y libros).
  • Limpiar la casa a menudo con aspiración o trapos húmedos, no barrer.
  • No tener animales de pelo y pluma.
    FRENTE AL POLEN:
    • Conocer los pólenes responsables de la enfermedad y su calendario de polinización.
    • Evitar miel, jalea real y productos que contengan pólenes (dietas vegetarianas o naturistas).
    • Mantener las ventanas cerradas en el período de mayor polinización (a primera hora de la mañana y al atardecer).
    • No secar la ropa durante dicho periodo.
    • Disminuir las actividades al aire libre en este periodo también.
    • Cuando haya mucho viento salir lo menos posible.
    • Ducharse y cambiarse de ropa al volver a casa.
    • Proteger los ojos con gafas.
    • Usar aire acondicionado con filtro para el polen en el coche y cerrar las ventanillas. Usar mejor el coche que la moto.
    • Cerrar las ventanillas del coche.
    • Ir de vacaciones a sitios y en estaciones donde haya baja concentración de polen.
    • Evitar los factores irritantes como el humo, el polvo, los sprays o los insecticidas.
    • Estar pendiente de los niveles de polen que publican los organismos oficiales.
    • No cortar el césped ni sentarse en él.
    • Lavarse el pelo si ha estado en contacto con césped o polen.
    • Es conveniente el uso de aire acondicionado pues filtra el aire.
      FRENTE A HONGOS:
      • No salir al campo los días lluviosos.
      • Ventilar bien la casa y combatir la humedad.
      • No entrar en graneros, bodegas y sótanos.
      • La vivienda debe ser soleada, sin manchas de humedad.